lunes, 27 de febrero de 2012

La pluma contra la espada



Un triste agente de la policía ha dicho que los estudiantes son “el enemigo”. Es lógico. Porque seguramente ese agente no ha leído, por ejemplo, a Herman Hesse, al viejo Nietzsche o a Luis Martín Santos. Es de los que prefieren quemar los libros a leerlos, usar la espada en lugar de la pluma o la palabra, y moler a palos a alumnos y alumnas de un instituto que reclaman lo que establece el artículo 27 de la Constitución Española. Estos jóvenes se han levantado y ya nadie puede pararlos por mucho que Rajoy diga que hay que mantener las formas. La primavera valenciana ha llegado, y parece atisbar un futuro más digno. Aunque vivamos Atrapados en Azul, como canta mi buen amigo Ismael Serrano, y suframos el abuso real de la autoridad, nada impedirá que a estos jóvenes les roben su futuro. A tapar la calle, que no pase nadie y que los responsables de esas agresiones lo paguen ante la justicia.

2 comentarios:

Oski dijo...

El pasado parece reavivarse con fuerza. Vuelven la ley del miedo y del golpe por el golpe.Intentan hacer callar las voces que se levantan porque bien saben que las palabras hieren más que las espadas.

Sigo creyendo firmemente que el pueblo está ganando esta batalla, lo demuestran firmemente los estudiantes valencianos, lo demostramos en Madrid y en otras ciudades el 15m.

Algo está cambiando en la conciencia de las personas, algo se está despertando. Ya no nos conformamos, ya no nos gusta lo que vemos ni lo que nos venden. Creo que esto es algo por lo que merece la pena mantener la esperanza...

Un abrazo Manuel.

jaime dijo...

¡¡Qué explosión de primavera!!.

Libros y flores para tod@s, también para ese Sheriff de otros tiempos grises.

Si, Ismael, corremos delante de los mismos, y es que pasado el tiempo hay quien no envejeció...