martes, 7 de mayo de 2013

Versión Original

CUANDO alguien me dice que no le gusta ver una serie o una película en versión original subtitulada porque se pierde parte de las mismas intentando leer, me pongo malísimo. A todo se acostumbra uno, ¿No? En Europa nos llevan ventaja en estas lides, llevan décadas disfrutando de películas, series o documentales en versión original. Los niños crecen con este método. ¿Y cuál es el resultado? Que el inglés, ese idioma desconocido para muchos en España, es un hábito cotidiano para el resto de países. Y eso que en este debate tengo el corazón dividido porque defiendo el buen doblaje que se hace dentro de nuestras fronteras. Ambas opciones son compatibles. Sin embargo, la mayoría suele tirar por la calle de en medio y prefiere que los protagonistas murmuren en su lengua autóctona. Eso sí, cuando acudimos a una entrevista de trabajo, mentimos y decimos que tenemos un nivel de inglés medio alto.

Publicado hoy martes 7 de Mayo de 2013 en "El Diario de Almería". 

1 comentario:

Oski dijo...

A todo se acostumbra uno como bien dices y llega el momento en que ya no te das ni cuenta de que está subtitulado.

Desde que empecé a ver series subtituladas no las quiero dobladas, siempre pensé que eso de los matices de la interpretación eran chorradas, pero no lo son en absoluto. Nadie transmite tanto como el propio actor/actriz.

Abrazos.