lunes, 14 de octubre de 2019

CUESTA vs.CUESTA







El próximo miércoles 20 de Noviembre cierro una importante etapa de mi trayectoria musical, después de casi 22 años sobre los escenarios como cantautor. Lo celebraremos con un concierto con banda y algunos invitados en la sala Intruso bar en Madrid. Las entradas están ya a la venta en Giglon desde 10€.  Este post es una conversación con mis seguidores y amigos, y conmigo mismo para contestar y despejar las dudas surgidas con este último baile. 

Empezamos con las preguntas hechas por los seguidores a través de las RRSS: 

Gemma Rodriguez: ¿Por qué el último? ¿Por qué no el penúltimo? ¿Tan claro tienes que no quieres volver?


Respuesta Manuel Cuesta: Eso ya lo revelaba en el Libro Disco, porque el último baile siempre es el más especial y es ese baile que dedicas a alguien a quien aprecias mucho. No es el penúltimo porque el penúltimo se produjo en el Café Libertad 8 a principios de septiembre ¡¡Y fue un gran recital!! Qué noche la de aquel día, en la que además, estuviste, Gemma. Lo que tengo claro es la logística de todo lo que me conlleva dedicarme a los escenarios: organizar yo los conciertos, diseñar el cartel, darle publicidad en redes sociales o en prensa, invitar a la gente a través de diferentes canales: RRSS, mail, Whats app... Agota. Y cuando llegas al conciertos y son solamente unos pocos los elegidos, duele. Y duele porque ese esfuerzo no es correspondido. Sinceramente, prefiero seguir dedicando mi tiempo a la parte de la música que es más "tranquila" y más agradecida. La composición y el estudio. No digo que deje 100% los escenarios, dejo los escenarios como productor, Manager, gestor de redes, etc... Si me contratan y me pagan un caché como es debido y un "tercero" se encarga de todo eso, ahí estaré. Pero dadas como están las circunstancias dudo que eso me ocurra. Es muy raro que me llamen para un Festival. 

Susana Sonriente Romero: ¿Cuál es el motivo? ¿Esperabas algo más de este último trabajo? 

Respuesta Manuel Cuesta: El motivo principal es que quiero dedicarle más tiempo a mis hijas, y a mi vida personal, a mi otro trabajo u oficio que alberga y ocupa gran parte de mi tiempo. He invertido mucho de ese tiempo, que quizá les debía por derecho, a estos menesteres... Y creo que en algunos de los casos, cuando te trasladas a tocar a otra ciudad o a presentar tu disco, y renuncias a estar con tus seres queridos por llevar a más gente tus canciones, esperas que valga la pena. No soy el único en el circuito que lo piensa. Somos muchos los que nos hemos echado a la carretera con los discos y la guitarra a las espaldas, y ha habido "pinchazos" en ciudades en las que han venido a vernos menos de 10 personas... Eso cuando tienes 20 o 30 años, lo asumes como riesgo, y la ilusión que llevas también como complemento energético, también hace que te compense, pero cuando tienes más de 40, la movida cambia. Empiezas a valorar tu tiempo. Y lo que cuesta salir a cantar es lo que debería costar a renunciar por pasar tiempo con tus hijas. Si no compensa, ni económica ni emocionalmente, apaga y vámonos. La música no es lo que me da de comer desde hace muchos años. Pero tampoco creo en la música como "mendicidad" o como "Hobbie". Es un oficio maravilloso que debe ser bien remunerado y en el que juegas con la materia prima de tu alma o de tu corazón, aunque suene supercursi decirlo, es así. Lo menos que esperas es que este esfuerzo se vea recompensado. No digo que tenga que ser así, porque si no gustas, no gustas, y ya está... Pero uno ha de saber que si no tiene quorum, a otra cosa mariposa. ¡Y ojo! Estoy feliz porque cada vez que hago un bolo el Café Libertad 8 siempre vienen seguidores y amigos a verme, pero cuando pongo un pie fuera ¡Incluso en Sevilla que es mi ciudad de origen! ¡¡Mamma mía!! Eso ya es otra cosa. 

¿Esperaba algo más de este último trabajo? Pues sí, esperaba mayor repercusión, y más sabiendo los logros consabidos. El éxito de un segundo Crowdfunding muy potente (¡Otra vez 200 personas apoyaron mi carrera!), el hecho de haber firmado por primera vez en toda mi carrera un contrato editorial y la satisfacción de haber publicado un Libro Disco hermoso con poemas y 12 canciones arregladas, instrumentadas y producidas por un tipo al que admiro mucho que es Fabián. Para mí es tocar un techo muy hermoso. Claro que esperaba más... Sé que hay muchísima gente que no lo ha escuchado. Y también sé que podrían haberse hecho más presentaciones, conciertos en ciudades y toda la divulgación posible. Pero con los medios de que dispongo, hemos llegado hasta donde hemos podido, caray. ¡Me quedo con las ganas de haber hecho alguna gira en Argentina! Se lo debo a dos buenos tipos como Alejandro Romano y Leandro Meneses... Tengo una asignatura pendiente con ese país. Y sé que si no es con mi música, algún día iré a visitarlo por mis propios medios para darles muchos abrazos a estos amigos y cantarles a ellos y a sus familias en la intimidad. 

Me siento enormemente agradecido a la editorial #MueveTuLengua por haber apostado por "El último baile", sé que ellos habrían querido que tuviera el mayor número de presentaciones posibles, pero no puede depender toda la carga de trabajo y presupuesto en la editorial. Son mucho autores y al final, no son representantes ni promotores. Sé que lo que he hecho con ellos ha quedado precioso y ha sido muy bonito vivirlo en Sevilla, Madrid, Barcelona... Y me siento honrado de que me sigan invitando a todas las actividades que se le ocurre a la editorial. 

Mary Nafría: ¿Lo dejarás del todo o podremos sorprendernos con alguna colaboración sorpresa?

Respuesta Manuel Cuesta: Esa es la cuestión. Sólo dejo el escenario y sólo lo dejo como "productor" de mis directos... Estoy agotado psicológicamente de asumir todos los riesgos. Lo más increíble de todo esto es que desde que saqué "El último baile" no he dejado de escribir y componer, De hecho, estoy componiendo más que nunca desde hace muchos años, tanto canciones como poemas... Y estoy seguro de que en cuanto tenga ganas, grabaré algo nuevo y lo publicaré. Pero no podré invertir mucho dinero ni tampoco tengo ganas de agotar a mis seguidores con nuevas campañas de Crowdfunding que también desgastan muchísimo durante semanas y aburren al personal. Eso ya está. Ya pasó. ¿Colaboración? Claro, estoy abierto a colaborar con quien sea. Cualquier propuesta será bien recibida. 




Mayte de La Fortuna: Me da pena que lo hagas. ¿Algún problema gordo. Manuel?

Respuesta Manuel Cuesta: Por suerte, no, Mayte. Todo está bien. La decisión no es fruto de una sola cosa, y es por algo malo que haya ocurrido, sino de una decisión meditada y pensada con mucha calma. Gracias por preocuparte. 

Sergio Ugalde Resenterra :Yo esperaría que fuera un hasta luego y no un adiós... pero no eres ni el primero ni el último. A mí me interesa saber cómo receptor de trabajos como el tuyo, ¿Qué podemos hacer para prevenir estas situaciones? Si es que se pueden prevenir...

Respuesta Manuel Cuesta: Pues en mi caso, la militancia. Si quieres que tu artista predilecto dé conciertos o continúe su labor haciendo música en directo, tienes que apoyarle, en la medida de lo posible, y seguirle en sus conciertos. Al final, lo que hace posible que la música perdure, que exista vigencia en este oficio, es la respuesta del público. Seguramente, muchos de los que me lean, si les hiciera esta pregunta: ¿Cuánto hace que no vienes a verme cantar? Se darían cuenta que hace mucho que no lo hacen. Luego están otros y otras, benditos y benditas sean, que no se pierden ni uno de mis conciertos cuando paso por su ciudad. Ojo, que esto también reconforta... Ya me gustaría contar con cientos y cientos de seguidores como ellos, con la misma ilusión, las mismas ganas, el mismo apoyo que me brindan... Pero, no sé cómo clonarlos sin recurrir a la ciencia (es broma), pero me encantaría haberlos multiplicado. 

No puedo vivir ni de las escuchas en streaming en Spotify o en YouTube, ni de los discos que vendo, pero es que ni siquiera ya mi aspiración es "vivir de la música", me conformo con cubrir unos gastos mínimos que se exigen cuando sales a cantar a otra ciudad: kilometraje, dietas, alojamiento... Y además, una venta de entradas razonable... No sueño con llenar el Madison Square Garden ni el Wizink Center, pero si después de 22 años, no lleno el Café Libertad 8, el universo está queriéndome decir algo. Y no lo digo con un tono victimista o "cagalastimas". Es que es así... Y porque uno se cansa de venderse, o tratar de convencer a la gente de que lo que haces está guay, y que lo que ocurre en mis conciertos es una mezcla entre emoción y diversión... Porque joder, me considero un tipo divertido.  

¿Qué podemos hacer para prevenir este tipo de situaciones? Apoya a tu artista, sobre todo en aquellas iniciativas en las que se aventure por su cuenta y riesgo, sin el apoyo de ninguna productora o discográfica. Estará invirtiendo mucha pasta por ser escuchado u oído en otras ciudades... Pero como bien dices, Sergio, lamentablemente no seré ni el primero ni el último al que le ocurra esto. 






Mari Carmen Puig Anaya: ¿En este último baile podremos descubrir alguna canción tuya que nunca te has atrevido a cantar?

Respuesta Manuel Cuesta: Jejeje... Creo que ya sé por dónde vas... Y no, lo siento, en este concierto tampoco haremos "Palante", esa y "Mi vecino del tercero", son las canciones más flojillas que grabé en "La vida secreta de Peter Parker". Hay otras mucho mejores que merecen su presencia en escena. Perdóname una vez más. 

Susana Sonriente Romero :Y después de este concierto despedida ¿Qué te motivaría para volver Manuel Cuesta?

Respuesta Manuel Cuesta: Grabar un directo, o un nuevo disco... Pero no sé si lo sacaría en formato físico. 


José Sánchez Hidalgo: ¿Cuál será el próximo proyecto? 

Respuesta Manuel Cuesta: Realmente no hay nada a la vista. Sueño con hacer una canción original para una película española y que me nominen a los Goya... Eso me haría mucha ilusión, aunque finalmente le dieran el premio a otro o a otra. Me encantaría pasear por la alfombra roja de la Gala y disfrutar de la ceremonia un año. Pero eso tendrá que proponérmelo algún productor o director de cine. Como ves, más que un proyecto es un sueño. 

Cristina MN:¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción en este mundillo? Yo no podré estar físicamente porque estoy out... Podrías empezar ruta inglesa. 

Respuesta Manuel Cuesta: Ha habido muy buenos momentos, recuerdo con especial cariño el día 20 de la Campaña de Crowdfunding para lograr grabar y publicar "Cerca de la tempestad", estaba muy nervioso porque no sabía sí conseguiría alcanzar ese dineral para grabar un disco. Y de la nada apareció un tipo increíble, Josu Labeondo, que en ese momento apostó fuerte por la continuidad de mi carrera... Aquella noche lloré de felicidad por hacer realidad mi quinto disco. En este último trabajo, Josu grabó unos arreglos preciosos de guitarra a la canción dedicada a mi segunda hija, Astoria. Ambos momentos, para mí, serán inolvidables, tanto el de lograr la campaña gracias a él, como el fin de semana que se vino con nosotros a grabar y tocar en León. 

Lo de la ruta inglesa no sería mala idea, pero sin guitarra, quizá comprar una en UK, ponerme de pintas de cerveza hasta arriba y pasear por todos los parajes verdes de Inglaterra... Que el Brexit no nos separe de los Beatles. 



Rocio Marin Muriel: Mi pregunta es... ¿En qué pensabas cuando te hicieron esta foto?

Respuesta Manuel Cuesta:  Algo más prosaico y terrenal de lo que podáis imaginar, pensaba en qué iba a hacerles de comer a mis dos hijas ese mediodía, que además estaban las dos conmigo, la mayor disparando la foto y la pequeña observándonos. También pensaba en qué haríamos esa tarde.  

Pedro José Labrador Fuster: ¿Por qué esa retirada, siendo tan joven y teniendo tantas cosas que contar y buenos temas que se quedarán en el cajón?  Espero que sea una calentura y tengamos una nueva rentree, deseo que no sea definitiva,  sea solo temporal. 

Respuesta Manuel Cuesta:  Bueno, bueno... Ya no soy tan joven, este 2019 me han caído los 44. Y para que te hagas una idea soy 10 años más viejo que Ralph Fiennes cuando rodó aquella preciosa película de Minguella, "El paciente inglés". Dejo el escenario, dejo una faceta estresante y ahora mismo innecesaria en mi vida, pero no voy a dejar de contar cosas o escribir canciones. Lo estoy haciendo y estoy disfrutando como cuando lo hacía en mis comienzos. Y es probable que grabe estas canciones, no sé cómo ni cuándo, pero lo que sí te digo es que es una decisión meditada, no fruto de una calentura. No sé a ciencia cierta, ojalá no sea definitivo, qué sé yo... Como reflexión general te diré que he sido muy feliz haciendo canciones, grabando discos y actuando en directo, pero organizar mis propios conciertos y hacerme autobombo ha sido una pesadilla. Compleja y necesaria, pero una pesadilla. Ya se verá, el futuro

Matías Guevara Lynch: Yo no vaya poder ir. Me había pedido la noche del miércoles pero es el cumpleaños de mi jefa y no me pueden cubrir. ¿Es el último concierto en Madrid o tienes alguna fecha en Sevilla para despedirte? 


Respuesta Manuel Cuesta: Oooh... Qué lástima, querido Matías. El trabajo es lo primero, qué le vamos a hacer. Es el último concierto... En Sevilla ya "me han despedido" de manera silenciosa, jajajaja... No sé si lo he mencionado ya en esta entrevista pero nadie es profeta en su tierra. Será el último baile, un último trago antes de marchar... El último asalto. 


José Luis Sánchez: Manuel, si no respondes lo entenderé, pero esto es lo que realmente me intriga preguntarte, ¿Tu decisión de dejar los escenarios es realmente desilusión, desgana o cansancio con la música o realmente es la desilusión con este mundillo y los que lo integráis? Quizá los motivos no vayan por aquí, pero he visto multitud de vídeos de compañeros tuyos y gracias a ellos te llegue a descubrir y seguir, pero hace tiempo que ese ambiente ya no lo percibo ni en redes ni en tus conciertos. ¿Realmente vale la pena dejar que caiga de esa generación de grandes cantautores alguien por falta de compañerismo o apoyo del resto? Si es así, esa no es la generación de cantautores que yo admiraba. Gracias. 


Respuesta Manuel Cuesta:  Respondo a todo, José Luis, no te preocupes. Mi decisión de dejar los escenarios es una cuestión lógica, si el esfuerzo por convocar a la gente es superior al aspecto creativo de mi propia música... Esto pierde sentido por sí mismo. Cada vez cuesta más convocar a la gente, mis seguidores han crecido conmigo y ahora son padres, tienen trabajo, obligaciones... Y oye, también soy crítico conmigo, no he sabido capturar y llevarme conmigo a las nuevas generaciones. En mis filas, que yo sepa, no tengo público milennial, quizá por mi discurso, los contenidos, las letras de mis canciones... El caso es que los que me seguían se quedaron distraídos con sus vidas por el camino, y a los nuevos, no los he sabido convencer. Quizá tampoco han sido ellos capaces de darme una oportunidad.

Este mundillo no es mucho mejor que otro, una vez me dijo un amigo poeta que el mundo de la poesía es terrible, estaba lleno de gente muy envidiosa y mala. La música es jodida. Y además, los cantautores se han multiplicado en estas dos últimas décadas, somos muchos, y hacemos nuestros círculos de amistad endogámicos, siempre he procurado llevarme bien con todo el mundo, pero eso es imposible. He tratado de ayudar y echar una mano a aquellos que me han pedido ayuda, y yo mismo he recibido apoyo y ayuda de amigos que están todavía en el candelero. Y les estoy inmensamente agradecido. 

¿Falta de compañerismo? Puede ser, en muchos casos, como la vanidad de muchos artistas es enorme, ignoran lo que haces y no te dan cobertura con un Retweet o una mención en redes, quizá por miedo a perder el foco de atención. ¡Ay, la popularidad! Yo creo que esa es la verdadera droga, debe enganchar... Y muchas veces, hay gente que quiere subirse a un escenario, simplemente por el mero hecho de ser el centro, pero sin tener mucho que contar. 

He apoyado a muchos amigos desde que inicié esta andadura. Y no me olvido de los amigos que me apoyaron a mí. Joder, sin Alfonso Del Valle y Joaquín Calderón, que ya lo "petaban"muchísimo cuando yo empezaba, no habría podido llegar a más gente. Y luego he tenido la amistad de Ismael Serrano... Que me ha invitado ya en muchos de sus conciertos. Eso es oro. Y a todos les estoy eternamente agradecido. Pero luego hay otros compañeros, que aunque tengas algo entre manos, "se hacen los tontos", pero luego les encanta que les dores la píldora. 

¿Estoy haciendo amigos antes de marcharme? Espero al menos haber contestado a tus preguntas. 

Marta BI: ¿Te pensarás. en esta espera descanso y no final, hacer un disco con esos temas desconocidos que son verdaderas joyas de tus más de 20 años en la música?, como "Cuando despierte esta guerra"... Por ejemplo. 


Respuesta Manuel Cuesta: ¿Quieres que te haga una revelación? Esa canción, como sabes fue escrita muy poco después del ataque a las torres gemelas de Nueva York, y "Días rojos", el disco que la contiene, se presentó y publico en Sevilla a primeros de Enero de 2005... Pues resulta que en 2006, Damien Rice publicó su segundo disco, y en él había una canción llamada "Accidental babies", que seguía la misma escala melódica... Y en algunos momentos... Parece que hay unas reminiscencias de "Cuando despierte esta guerra" en su canción... Que por cierto, no hablan de lo mismo. Pero ese piano de cola, como el piano de cola que grabó Emilio Villalba se entrecruzan... Ya sé que Damien Rice no me ha visto nunca en directo, jejejeje... Pero pensé, joder... Pues debemos tener un "enredo" musical muy similar... Qué sé yo... Escúchala... Te resulta curioso. 

No creo que se pueda mejorar "Días rojos", es un disco al que le tengo un profundo amor. Es perfecto así como está. ¿No crees? 




Bueno, muchísimas gracias a todos por vuestras preguntas, espero que las dudas, o la mayoría de las dudas se hayan disipado, pero que no nos pongamos tremendistas. Salgo del circuito con la sensación de haber trabajado muchos años por llegar a mucha gente. Ahora lo que me gustaría es que si podéis, os hagáis con la entrada de este concierto, y estés esta noche histórica, inolvidable y memorable conmigo, porque será la última en mucho tiempo. De eso sí que estoy seguro. 

Como me dijo mi editora cuando acabamos de editar y publicar "El último baile": "durante todos estos años, me encantó bailar contigo". 

Último baile... El más especial. Es el que reservamos para alguien importante. Ese alguien importante sois vosotros, los que queráis compartir conmigo y con mi banda el repertorio de mi último trabajo y algunas canciones que ya forman parte de mis discografía. Éste será mi último asalto en mucho tiempo, y sí, mi retirada de los escenarios. Será en Madrid y será en mitad de la semana. Es una despedida pero por todo lo alto, vendrán algunos amigos ilustres que despedirán conmigo esta larga andadura de más de 21 años sobre las tablas. 

Son muchos años ya tejiendo el mismo sueño, retando al futuro. 

Baila conmigo, como si fuera Jhonny Castle, este último baile. Hasta que se apaguen las luces y se encienda la noche. Te espero en el centro de la pista, escribamos nuestra historia. 

El próximo día 20 de Noviembre Manuel Cuesta se retira de los escenarios. Aprovecha este último baile y ven a la hermosa despedida que nos espera. Entradas ya a la venta y disponibles aquí, desde 10€: 

https://www.giglon.com/evento/manuel-cuesta


No hay comentarios: