jueves, 30 de agosto de 2012

Cecilia Giménez

La mujer de 81 años que ha restaurado el Ecce Homo de Elías García Martínez en uno de los muros de la Iglesia de Borja ya es todo un fenómeno social. Perdónenme, este acontecimiento me recuerda mucho al accidente que sufrió Mr. Bean en una película. Al menos el resultado se le parece, oiga. Ya sé que ella lo hacía con la mejor de las intenciones, pero ¿De verdad confiaría usted a esta señora La Gioconda o algunas de las majestuosas tablas flamencas para que les hiciera un apaño? El pueblo de Borja (con su alcalde incluido), las redes sociales y casi toda la opinión pública apoya a esta octogenaria artista para que siga. Así es España. Y tal morbillo ha generado este hecho que debido a las inmensas colas que se forman en la capilla han tenido que poner un cordón y un vigilante de seguridad para proteger el fresco. Me voy al Museo del Prado con mi pincel a restaurar y relajarme un poco.

3 comentarios:

Marisa dijo...

jajaja ☺

Un abrazo.

Oski dijo...

Pero oye, si la dejas que dibuje la portada de tu próximo disco te harás mundialmente famoso, esta mujer ha tumbado a todas las agencias mundiales de publicidad en un suspiro, no creo que nadie haya conseguido una repercusión tan grande en tan poco tiempo.

La verdad que lejos de toda broma y jocosidad que esto ha provocado, y apartando las opiniones a un lado yo no sé si realmente pensaba que le estaba quedando bien...porque madre mía. Igual no pensaba restaurarlo sino darle un nuevo aire...es la única explicación que le veo.

jaime dijo...

Me quedo con las palabras del párroco, quien parece ser conocía a qué dedicaba Cecilia su tiempo libre.

"Yo sabía que le daba alguna pinceladica, pero quiso hacer más y se le fue de las manos".