martes, 17 de julio de 2012

Volver a ser Spiderman

Dedicado a mi querido Roger Pera,
Un Spiderman al que
 admiraré siempre.

Quizá vaya a exagerar. Pero resumiré la tarde de sábado que vi The Amazing Spider-man en una sola frase: No quería que se acabara.
Muchos me habéis preguntado con impaciencia si la he visto y qué me ha parecido. Sabéis la admiración y el respeto que le profeso al personaje, no sólo por el superhéroe sino también por su alter ego, Peter Parker. Ese joven de Queens que vive con sus tíos y que desarrolla unos poderes extraordinarios gracias a la mordedura de una araña.
Para empezar os diré que son odiosas las comparaciones. Y que fueron muy hermosos los momentos que viví en todas y cada una de las entregas de la saga anterior de Tobey McGuire. Para mí no han perdido fulgor ni épica. Forman parte de mi pasado. Pero es como comprar comics, con el paso del tiempo, los comics se modernizan más y más, el formato va cambiando, algunos son más espectaculares. Es evidente que los efectos especiales avanzan a pasos agigantados y con ese avance tecnológico las luchas de los héroes y villanos cada día serán más elocuentes.

Enma Stone (Gwen Stacy) y Andrew Garfield (Peter Parker/Spiderman).
Lo que para mí marca un antes y un después en esta nueva saga es mi memoria sentimental. Ésta es la primera película de Spiderman que he podido ver con mi hija Ana en el cine. El estreno de la última de San Raimi, Spider-man 3 coincidió casi con su nacimiento. (Ella nació el 29 de Abril de 2007 y la película la estrenaron el 4 de mayo, así que han pasado más de 5 años.) Y en todo ese tiempo tanto a ella como a mí nos han pasado muchas cosas.
Y ¿Por qué hemos vuelto a empezar? ¿Por qué una nueva historia sobre los orígenes de Spiderman? ¿Era necesario rehacer al personaje?
Supongo que sí. Con Spiderman puede que haya sucedido algo parecido a lo que sucedió con Batman desde que Tim Burton iniciara la primera de la saga. Había que volver a empezar. Y el resultado fue crear una nueva criatura esforzándose aún más en el lado humano del personaje y en ser aún más fiel a la esencia y a la historia original de los personajes. Por eso cuando apareció  el Batman Begins de Christopher Nolan, mereció la pena darle una vuelta de tuerca más. Aquí sucede algo parecido. Hay cierta similitud con lo que ha hecho Marc Webb ("500 días juntos") en the Amazing Spider-man.
Todo es nuevo. El disfraz. Los actores. Todo es una reinvención más sofisticada pero a la vez, más fiel, aunque adaptando el personaje a nuestros días. Ahí está ese nuevo Peter Parker/Spider-man de la mano de Andrew Garfield, más carismático y cercano que Tobey McGuire, dándole mayor carga emocional y seriedad, inyectándole nueva energía al personaje, con un pelazo envidiable y un físico tan atlético como el del comic. Se nota que sólo hay licra ajustada, nada de corazas ni gomaespuma que rellene el disfraz o simule una enorme musculatura. Spider-man ha recuperado el lanzarredes de la muñeca, el artilugio que crea el propio Peter gracias a sus conocimientos de Física y Química, para lanzar telarañas. (lástima que no viviéramos cómo se le agotaban los cartuchos delante de sus enemigos). Andrew Garfield es más Spìdey y Parker sigue siendo tímido, pero es más vitalista, más inquieto y más enérgico que su predecesor. Hasta maneja con desenvoltura un Skate, un acierto y un implemento que jamás se le había atribuído a Peter Parker.
Uno de los carteles de "The Amazing Spider-man"
Por primera vez hemos visto en pantalla a Peter de niño, hemos conocido a sus padres, porque claramente hay una intencionalidad de ir más allá. Otra vez el paralelismo con el héroe de DC Comics, el hombre murciélago, y a veces es lo tedioso de ver la primera parte de una saga, que quizá se invierte demasiado metraje en contar de donde proviene.  A pesar de todo, The Amazing Spiderman maneja un buen ritmo narrativo y se disfruta bastante conociendo al nuevo Peter. Además del protagonista, se le ha dado una nueva oportunidad a personajes ajados en la saga anterior, como fueron Flash Thompson, Gwen Stacy, o su padre, el Capitán Stacy.

Y hay que advertir que los que hemos leído el comic reconocemos los cambios sustanciales en el argumento y en la personalidad de los personajes. Hay muchas cosas que distan del comic, pero que no siempre son desafortunadas, por ejemplo, esta Gwen Stacy es una chica valiente, no la típica muchacha inocente que espera ser salvada. Yo diría que esta Gwen tiene más alma de Mary Jane. Marc Webb ha quitado la parte de chica ñoña, guapa y corriente, quizá como sucedía en la chica de "500 días juntos"(Summer) no es una dama corriente. Se nota a ratos el espíritu indie en algunas escenas, mi favorita es esa en los pasillos del instituto mientras suena esa maravillosa canción de Coldplay: "Till Kingdom come". Sublime. Gwen viste como en el comic pero se nota que es una chica de armas tomar... Y sí, claro que hay beso, el beso del arácnido, como siempre con una sorpresa bajo la manga... Tendrás que verlo.

En cuanto al enemigo, el lagarto/Dr. Curt Connors, está muy bien interpretado por Rhys Ifans (¡Cómo ha cambiado el compañero de piso de Hugh Grant en Notting Hill!), los enfrentamientos que tiene con nuestro héroe arácnido en la pantalla son de lo mejor que se ha rodado hasta ahora. De hecho, quiero destacar también el exquisito gusto por las posturas imposibles de nuestro querido amigo y vecino Spiderman, esta vez no han abusado tanto de los efectos digitales y se ha usado especialistas balanceándose, y las que sí se hacen de manera digital están muy bien construídas.

Spidey y Gwen
Otras de las cosas que valoro de la película es la música, Sony Pictures ha descartado también usar para este renacimiento la partitura musical que compuso Danny Elfman por una nueva realizada por James Horner, muy completa, muy bien hilvanada a lo largo de la película, con momentos épicos que recuerdan a filmes de aventuras como Los Goonies, a veces, hasta algo de E.T., como si de pronto el director de orquesta pasase la batuta a John Williams,  Maurice Jarre y hasta algo de Nyman. James Horner es un peso pesado de la música para cine, como sabéis, fue el compositor de Titanic. Lo que más me gusta es que subraya los momentos más álgidos del personaje con los más íntimos...Además, yo soy de los que se quedan oyéndola hasta el final mientras acaban los títulos de crédito. (si tienes ocasión de oirla, "I Can’t See You Anymore" y "Promises-Spiderman End Titles" son dos partituras impresionantes).

Fue justo cuando en ese momento, dejé de soñar despierto, mi hija me apremiaba para que saliera de la Sala, con ella y con mi pequeña Mary Jane, con quien también compartí ese sueño de una tarde de verano. Tenía que aceptarlo, la película había terminado pero yo no quería que se acabase nunca. Esa es la mejor señal, y es que ya son demasiados años siguiendo al héroe arácnido. Es un lujo poder disfrutar de películas como ésta. Reivindico y seguiré reivindicando los valores de los que he hablado anteriormente y que hoy día en los medios de comunicación y en la realidad están tan ausentes: el espíritu de lucha, de búsqueda del bien, la verdad, la justicia, la honestidad, la responsabilidad... Estos valores no son inherentes en Spiderman o en Batman, son esos que lleva el propio Peter, el chico de Queens,  ese mismo que vive con sus tíos...  Un chico normal.

Son tiempos para dar ejemplo y ensalzar la verdad aunque sea a través de los héroes del comic.

Quizá por eso este nuevo Spiderman se quita la máscara en cuanto tiene la más mínima ocasión, para ver la cara de su enemigo y poder mirarle a los ojos, como hacen los verdaderos héroes.

Peter y Gwen se encuentran en el Instituto

Por cierto, hoy he ganado una invitación doble a través del Twitter de Sony Pictures, me he enterado mientras terminaba de escribir esta Entrada, Spiderman me quiere. :-)


The Amazing Spiderman se estrenó el pasado viernes 6 de Julio en cines de toda España.

http://www.facebook.com/SonyPicturesSpain

http://www.twitter.com/sonypictures_es

http://www.youtube.com/SonyPicturesSpain


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y a tu niña le gustó??? es que no se si llevar a Celia y si se va a cansar.
Abrazos
Antonia

Isa. dijo...

Yo también vi la película el sábado. Aunque me gustan los héroes, no soy demasiado aficionada a los de licra, pero reconozco que disfruté mucho con la película, y me gustó más este Spiderman que el anterior. Pero confieso que, tras leer tu crónica, me acaban de entrar unas ganas terribles de volver a verla...

Manuel Cuesta dijo...

Hola Antonia, puede que a Celia le dé un poco de miedito el Lagarto, pero la película no se hace pesada, al contraria. Ana hubo momentos en que estaba nerviosa por saber qué le iba a ocurrir al personaje.

Un besazo enorme.

jaime dijo...

¡Cuánta buena gente por aquí!.
Un abrazo a todos.

Dcamps dijo...

Me pareció una GRAN película. Peter merecía un reinicio más cercano a nuestros tiempos, ¡y ni hablar de la hermosa Gwen! Emma Stone tiene esa belleza clásica que enamora desde el primer momento. En fin, emocionante y bien logrado el film. Abrazos!