martes, 24 de enero de 2012

Niños que no juegan

SI quieres conocer la cifra son 215 los millones de niños que trabajan en todo el mundo. Terrible si tenemos en cuenta que trabajan de sol a sol y que se quedan sin escolarizar, sin disfrutar de ese pequeño placer que debería otorgar la infancia: Jugar. Y si estos niños no juegan no es porque no quieran sino porque los gobiernos lo permiten y no destinan los fondos necesarios para cubrir las ayudas a sus familias o invertir un porcentaje del gasto a su escolarización. Además, muchos de estos niños sufren abusos en estos puestos de trabajo, lesiones por el riesgo al que están expuestos, y todo por un mísero sueldo que oscila entre los 6 y los 12 Euros al mes. Escalofriante. Y ya ves, en esos países pobres hay tipos que conducen coches de lujo y viven en la opulencia más obscena mientras los niños trabajan sin descanso y sin la esperanza de que Peter Pan vuele una sola vez por sus ventanas.

Publicado hoy Martes 24 de Enero de 2012 en "El Diario de Almería".

2 comentarios:

jaime dijo...

"En el fondo, no hay otro país más que el de la infancia".
R. Barthes

Aires de Formentera dijo...

La realidad es triste conocerla la verdad.

Un saludo,

Nel