viernes, 2 de septiembre de 2011

Vorágine, o el poder de las musas

FRAN FERNÁNDEZ ha publicado en estos días su nuevo disco, “Vorágine”, toda una declaración de principios de lo que significa sentir el oficio de la música, tal y como lo vive un cantautor, o un cantante, que apenas posee más recursos que los propios o aquellos que te brindan los amigos y los seguidores que apuestan por ti. En el momento en el que escribo estas líneas Fran ya ha aterrizado en Buenos Aires, Argentina. Allí arrancó ayer 1 de septiembre su gira de conciertos para promocionar este álbum de 12 canciones, sincero y demoledor. Serán más de 20 actuaciones este mes por aquel país. En cuanto vuelva a España emprenderá una urgente travesía por Andalucía para hacer lo propio. Mientras tanto muchos de sus seguidores ya se han hecho con su copia de “Vorágine” en la primera semana del estreno a través de internet.

“Vorágine” no se ha hecho de rogar. Fran ha querido volver a la formula de producción que ya empleó en “Eco del tiempo”, menos es más, y sólo ha grabado guitarras, pianos, violines y voz. Una voz clara y limpia pero con más poder y rabia. Sus canciones, sus textos, se han enriquecido y se nota la madurez en sus composiciones. El disco se ha grabado sobre todo en su Granada natal. Se trata de un disco muy personal en el que creo que no se ha guardado nada, quizá por eso su última canción “triple”, Epílogo, dura casi 12 minutos. Lo bueno de grabar así es que el proceso no se eterniza hasta la extenuación porque, cuando grabas un disco de mucha producción, pasan meses desde que entras al estudio hasta que el disco esté editado. Fran se propuso al regresar de Argentina el pasado mes de junio grabar sus nuevas canciones, publicarlas y echarse de nuevo a la carretera a promocionarlo como los antiguos juglares.

“Y tengo amigos que cantan mejor que cantantes de éxito” reza el comienzo de Epílogo, Fran no sólo canta bien, es muy meritorio el partido que le saca a su guitarra acústica de 12 cuerdas templada y afinada en su ya clásico Re abierto y manteniendo el sustain al máximo, esa técnica de hacer sonar una nota hasta que esta se diluye en el aire, la duración depende mucho de la madera de la guitarra, el mástil y el cuerpo que ésta ofrezca. No hay monotonía en sus acordes y en su manera de tocar, y todo sin la necesidad de querer provocar el virtuosismo o la ampulosidad. El disco te encantará si eres seguidor de la música de Damien Rice, Glenn Hansard o The Swell Season. Comparte sonidos y ejercicios muy semejantes. Engancha.

Vorágine según la segunda acepción que de la Real Academia de la Lengua es la Pasión desenfrenada o mezcla de sentimientos muy intensos, esa vorágine Fran la lleva dentro, la llevamos dentro y la sentimos la mayoría de los músicos que tenemos la necesidad de expresar sentimientos y emociones a través de las canciones. La necesidad de explotar como una supernova sobre un escenario. “Lanzamos al espacio nuestros sueños musicales o no/y todo gira en el desastre del amor/por si alguien escuchase estos retales de corazón/le invito a compartir este viaje sin condición”.

El oficio de músico es muy duro sobre todo porque desde que adquieres esa identidad y ese desear dedicarte a la música y a las canciones y hacer de ello tu profesión, ganarte la vida con ello, comienza una batalla campal e interminable justificando lo que eres ante tus seres queridos, tu familia, tu pareja, tus amigos, tus conocidos, y a veces incluso ante tus seguidores…. Y esta guerra parece no acabar nunca… Como explicaba aquel vídeo promocional de la última gira de Ismael Serrano en el que la antigua compañera del Instituto le pregunta a qué se dedica y él le contesta que a la música, ella insiste y le vuelve a preguntar que en qué trabaja, y él de nuevo le contesta, en la música, soy cantautor. Por ese este disco tiene mucho de defender, dignificar y reivindicar el oficio de músico desde las tripas, desde el día a día, los encontronazos, el volver a casa sin una moneda pero con la cabeza llena de ideas y de sueños.

Quizá por eso no entiendo cómo hay algunos que ven lícito que el trabajo de un músico es gratis (descargas ilegales, piratería Etc.… pero ese es otro tema en el que no quiero entrar ahora). ¿Os imagináis que cuando un panadero después de amasar y hornear el pan, nosotros llegásemos a la panadería y nos lleváramos el pan sin más? Pues con la música ocurre lo mismo (cuando la "robas" ilícitamente). Hacer canciones es usar unos ingredientes que quizá tienen que ver con lo etéreo pero que provocan unas hermosas sensaciones en los oyentes, las amasamos, modificamos palabras, manejamos versos, horneamos (grabamos esas canciones) y cuando el disco está listo para venderlo, pues nos gusta que nos lo compren para escucharlo en casa, en el coche o donde sea una y otra vez… Pero claro, el panadero es un trabajador, un currante, el músico parece que no, que es un mortal tocado por el dedo de Apolo, un ruin canalla al que hay que atribuirle la bohemia, la noche, el alcohol y las mujeres. El tema no es trivial: Estar expuesto puede matarte o dejarte vivo…
Fran y yo hemos compartido esas bonitas noches de gloria que nos ha dado la música pero también algunos sinsabores que nos gusta recordar cuando brindamos. Como aquella ocasión en la que quedamos finalistas del Certamen Andaluz de Canción de Autor a comienzos de siglo (ya ni recuerdo el año). Cuando estábamos sobre el escenario los tres finalistas a la espera de la decisión del jurado en el Teatro Darimelia de Jaén, tanto él como yo hemos confesado muchas veces que esperábamos que uno u otro se lo llevara. Pero no fue así, al final aquel premio fue a parar a un tercero, del que nunca jamás se supo. La vida es así de injusta a veces. Sin embargo a Fran y a mí nos quedaría más de una década más de carretera y manta por delante y de seguir en el circuito.

Anécdotas aparte y volviendo al disco, quizá éste recoja las mejores canciones de Fran Fernández que particularmente para mí son: “Aquí hay una canción”, Vorágine”, “Por lo que tiemblo al verte” y “Oleándote”. Todas ellas tienen en común el componente del amor. Por mis circunstancias que tienen más que ver con la amistad, el lugar en el que resido y este oficio, me han hecho compartir con Fran muchas noches de copas y conciertos (menos de las que desearía), pero también noches de encuentros y desencuentros, así que puedo decir que soy testigo de que detrás de esas canciones que hay en "Vorágine" hay una musa de carne y hueso que ha servido de gran inspiración y que quizá, y esto lo digo lógicamente como una broma, son tan responsables de la grandeza de esas canciones que hasta deberían cobrar derechos de autor. Aquí se cumple esa máxima de que detrás de una gran canción hay una gran musa. No se le canta al Amor por el Amor como idea filosófica, se le canta al Amor concupiscible, material, de carne y hueso. Yo mismo me considero autor confeso de canciones que han nacido de las inspiración de una musa de carne y hueso. ¿Cómo no? Y me siento orgulloso de las gracias que me brindaron para poder plasmarlas en música.

Pero en este disco todavía hay mucho más… Aunque el hilo conductor y el núcleo central de las canciones sean el amor y la defensa a ultranza del oficio musical, hay guiños a los seguidores de Fran, de aquí y de Argentina… Fran habla del Creacionismo, pues su técnica poética tiene más que ver más con crear la imagen que definirla en una sola palabra… Culpa al temperamento saturnino o a la bilis negra de los pecadillos que tenemos los artistas.

Afirma que “hay canciones que nos llevan al amor” y es muy probable, en este disco puedes encontrar la esencia, el aliento suficiente para despojarte de complejos y miedos, pues él los convierte en un traje de belleza corporal sublime y en bellas frases esculpidas al aire que seguramente anidarán y darán luz para siempre a los rincones más oscuros de del alma. “Aunque quieras apagar la luz, yo tengo soles en los dedos, yo tengo una memoria visual que debería darte miedo.”

Quizá me cuesta ser imparcial, ¡Qué le voy a hacer!, disculpen si esta reseña está carente de ese componente profesional y crítico propio de un periodista de la Rolling Stone, pero siento verdadera admiración por estos artistas que además son buenos y grandes amigos míos. Lo que me sucede con Fran me sucede también con Ismael (Serrano), Alfonso (Del Valle) o con Javi (Bergia). Pero estoy seguro de que si no me gustara o no me emocionara lo que hacen, os aseguro que no hablaría de ello y no lo exaltaría con la misma pasión.

La única colaboración del disco ha corrido a cargo de su buen amigo Kino Maján, absolutamente sublime y acertada, la voz aterciopelada de Kino y el mimo con el que canta “Siervos del aire” es un verdadero gustazo para los oídos. Si había que incluir un dúo en este disco, Fran tenía que hacerlo con Kino. Acierto rotundo. La canción transmite unas huellas imborrables para la memoria. ¡Qué manera de sostener la voz desde la calma y la mesura y ser tan consciente de que el virtuosismo no está en los ribetes y las florituras sino en el equilibrio!

Pero no te cuento más. Lo demás tienes que descubrirlo tú mismo/a en alguno de los recitales o haciéndote con tu ejemplar de "Vorágine" que es un disco que aprueba con sobresaliente.

Disfruten de “Vorágine” de principio a fin y traten de vislumbrar a esas musas que se esconden entre las canciones de rima asonante que tanta satisfacción nos dan.

Fran Fernández les invita a compartir este viaje sin condición, disfruten sin demora.

Y a ti Fran, mi enhorabuena, has hecho un gran disco. Quiero que sepas que para mí ya has cruzado la Meta.

Tu amigo y vecino,

Manuel Cuesta




Track List de “Vorágine”

1. Vorágine
2. Por lo que tiemblo al verte
3. Conexión
4. La mejor postora
5. Tus entretelas
6. Puede ser
7. Oleándote
8. Corazones rotos
9. Me pedirás aire
10. Aquí hay una canción
11. Siervos del aire (Con Kino Maján)
12. Epílogo



ALGUNOS CONCIERTOS DE LA GIRA EN ARGENTINA – SEPTIEMBRE 2011

• JUEVES 1/09: BUENOS AIRES – MEDITERRANEA CAFÉ TEATRO – Tucumán 3376 – 21.30hs. - Reservas al (011)4863-7156 – info@mediterraneateatro.com.ar

• SÁBADO 3/09: MENDOZA - JAM BAR -Rioja 1417 (Mendoza) - 22hs. - Tel: (0261)5428445//0261- 154542906//0261-156654862//nextel 561*2100// 686*5052 - E-mail: jamreservas@yahoo.com.ar

• VIERNES 9/9: TRELEW – ASOCIACIÓN CULTURAL “EL ÁRBOL” – Ameghino 764 – 22hs. - Consultas al Tel (02965)424760//15401527

• Domingo 18/09: BAHIA BLANCA - GREGO RESTOBAR 11 de abril y 12 de octubre (Esquina) - Reservas: 0291-155090948 - 22hs.

• VIERNES 23/9: PERGAMINO – “FLORENTINO” - Lorenzo Moreno 982 – 22hs. - Reservas: 02477- 427909

• SÁBADO 24/9: ROSARIO . “SABINA BAR” – San Martín 1451 – 21.30hs.

• VIERNES 30/9: MONTEVIDEO (URUGUAY) – “EL TARTAMUDO” – 8 de Octubre 2543 - 21.30hs. - contacto@eltartamudo.com.uy

1 comentario:

Fernanda Barbagallo dijo...

Manuel:

Mejor descripción de Fran imposible, mejor aún de lo que él mismo puede definirse! Se lo pasas por favor!

Beso