domingo, 28 de febrero de 2010

La noche de la Tormenta Perfecta

La noche del concierto de L8 el 27F fue maravillosa. Me repito demasiado en estas crónicas pero los conciertos con mi amigo y hermano Alfonso se van superando uno tras otro y ya no sé con cuál quedarme. Anoche el L8 estaba muy caldeado y las camareras ya no sabían dónde colocar a tanta gente, sobre todo a esos asistentes más rezagados en la hora. No cabía ni un alfiler a las 10 en punto de la noche.

¿La tormenta perfecta? La tormenta perfecta estalló entre las canciones y gracias a todos los que estaban allí cantándono y dándonos calor, muy buena compañía.
Como de costumbre comenzó Alfonso. Estaba ya en el escenario unos 10 minutos pasadas las 10. Entre los que asistieron muchos amigos músicos: Alfonso Rivero, Alberto Ballesteros, Marta Tchai, Angela Biedma, Pau Estellés, Rubén Varrado, Fran Fernández y Labuat (Virginia, OT aunque Alfonso y yo la conocemos mejor por Vicky)

Alfonso hizo reir al respetable con sus canciones más ingeniosas y divertidas de "Robinson de los Bares del Sur", su "Camarero sin rima" triunfa y se lleva de calle al público, río de carcajadas.

Ángela Biedma fue la primera ivitada de la noche. Armada con la guitarra de Alfonso la cantautora sevillana, componente de las "Semifusas" nos regaló una de sus mejores canciones.

Pero la parte de Alfonso no pudo ser más completa y animada en colaboraciones estelares, poco después sacó nada más y nada menos que a su hermana, juntos cantaron aquella joya de su primer disco grabado "En la Carbonería": "Como hijos de un Dios menor".

Otra de las invitaciones muy especiales de la noche fue la de Labuat, hacía mucho que no la veía, desde que me vine a Madrid y al poco de los años ella entró en Operación Triunfo. Vicky, cantó una canción con Alfonso y después ella se marcó una suya con el Ukelele, le faltaba un acorde y el bueno de Pau Estellés le sopló desde las mesitas cuál era el que faltaba. ¡Que grande! (Hay que ir a ver a Pau el 11 de Marzo a La Clave!).

Mi turno no llegó hasta pasadas las 11 de la noche. Arranqué con buena artillería, empecé con "Utopía" y después mi mix favorito "Pero a tu lado + Báilame el agua + Aunque tú no lo sepas", me encantaron los aplausos entre las tres canciones. El público estaba muy volcado y emocionado. Eso hacía que me costara más trajo estar concentrado. Que bueno mirar al público y ver lo emocionados y enganchados que están al golpe de pua con las cuerdas.

Hubo un pequeño pique entre las voces masculinas y femeninas en los estribillos de "Teoría del Caos" que me encantó. Dediqué "Bailando una nube de cartón" a Elena recordando a Elton Miguelton (amigo, cuánto te echo de menos, cada vez que canto nuestra canción te noto cerca), dejé a un lado el escenario y me bajé directamente a cantar con el público. Por unos instantes, tuve la sensación de sumergirme en el agua y sólo escuchar el rumor de la música y el ambiente.

Marta Tchai me mandó una canción para que me la preparase y a falta de tiempo le dije que subiera a cantar lo que quisiera de todas formas. Bromeé con sus medias en el escenario y al final, le puse en un aprieto, me aventuré a cantarla sin haberla preparado pero creo que quedó precioso. Marta, que sepas que muchísima gente me ha dicho que le gustaste mucho. La próxima vez te cantas tu sola "Taxi dorado" y los vuelves a dejar boquiabiertos


Llegó el momento de la recta final del concierto. "Chelsea Hotel" y "Tu risa en la Alameda", y para finalizar Fran Fernández, muy cariñoso, subió a cantar "A esta primavera no hay quien la entienda", sólo le hice coros y he de reconocer que me gusta más cuando la canta y la toca él. Que momentazo.


Después de esta imagen llegaron los bises y me di el gustazo de volver a cantar sobre un escenario "Rumbo al corazón" con Vicky (Labuat), eso sí que fue un verdadero atraco a mano armada pero quedó muy bonito.


Luego Alfonso volvió para cantar "Bueno" e hicimos juntos "Entre tartas de café". Menos mal que me acordé a última hora de felicitar a Begoña por su cumpleaños en medio de la canción y de parte de Javier... Estuvo a punto de que se me pasara.

Pero la noche no acababa... Tuvimos que hacer dos bises más por separado, en mi caso fue "El beso del arácnido" a petición de Ana Gema que me lo soplo a pie de escenario, creo que fue el más desgarrador que he cantado, quedó impecable...

Ya era tarde para lo habitual de nuestros conciertos y cerramos con "De noviembre a enero" con las manos llenas de agradecimientos, aplausos y cariño y un Libertad 8 hasta a bandera. La Tormenta perfecta fuisteis vosotros llenando el local y dándonos el apoyo que deseábamos en las condiciones atmosféricas más adversas. Gracias. Gracias. Gracias. Y mil gracias...

Epílogo del Fin de semana:
==========================
He regresado esta noche de domingo de ver a "The Swell Season" en la Sala Heinekem y he visto uno de los conciertazos más grandes y más mágicos de mi vida. A la salida he coincidido con Marwan y Luis Ramiro que me han contado anécdotas y sensaciones de lo de la noche anterior en la Joy. Pero seguían siendo los mismos. Marwan me ha dicho: "A ver cuándo se repite...". Ojalá que se repita muchas veces, amigo mío.

4 comentarios:

Birk dijo...

¡El concierto estuvo memorable! El concierto fue espectacular, nos lo pasamos todos genial y todos los artistas que subieron a cantar dieron un recital.

Indispensables estos conciertos. Enhorabuena a todos.

manuel]cuesta dijo...

Muchas gracias Señor. Lo que realmente estuvo soberbio fue el público asistente, cariñoso, entregado y con muchas ganas de pasar una muy buena noche de música. Muchas Gracias por estar ahí siempre. Abrazos.

Luci y Nacho dijo...

Nunca me ha gustado Madrid para vivir, pero por estos ratos de concierto tan memorables sin duda merecería la pena estar allí...espero no quedarme con la pena de verte por allí en tu salsa, sería una maravilla!
Un besazo primo :)
Luci.

Maria Albanta dijo...

Vaya con la ciclogénesis!!