jueves, 25 de septiembre de 2008

Dedicado a Matías Guevara



Las cosas de la vida.

Ayer le dije a Cris que se viniera conmigo a ver a Luis Ramiro a Libertad 8, como no le apetecía mucho me fui solo a verle, aunque os advierto que no me quedé todo el concierto porque hoy a las 06:25 AM sonaba el dichoso despertador que me dice: "Vengaaa, despiertaaa, que si no, te va a pillar el atasco de la M-30".

Llegué sobre las 9 y conocí en persona a David (alias "Deivid"), si no llega a ser por él no me siento a ver el concierto, porque al parecer a esa hora ya estaban las entradas agotadas y el público impaciente esperando a que Luis saliese a cantar. Luis le dijo a David que me pasase a verle, estaba terminando de afinar y en esos momentos previos antes de subir al escenario, tranquilo, sereno y disfrutando de un mojito. Estuvimos hablando en ese cuartucho de Libertad 8 donde los cantautores guardamos las guitarras y usamos como camerino antes de subir a escena. Allí charlamos sobre el concierto de Sevilla, la grabación de nuestros respectivos discos y, en general, de este complicado mundo.

Luis subió al escenario con un público entregadísimo y empezó a cantar. No sólo es que tenga buenas canciones y un gran directo, sino que además se notan las tablas, el carisma y el buen rollo que transmite a la gente. Esto es lo que marca la diferencia entre escuchar un disco de Luis Ramiro y ver un concierto de Luis Ramiro. Que te pierdes todo un show de interacción entre él y el público. Lo pasé muy bien.

A mitad del concierto me invitó a subir y canté "Báilame el agua". Después subió e hizo lo propio con Dani Flaco que andaba por allí.

Dani y yo charlamos un buen rato, sobre todo, le conté como mi buen amigo argentino, Matías, me había insistido tanto en que conociera su música "que era muy rockera", entonces me dijo: "Pues mi disco nuevo es aún más rockero". El caso es que intercambiamos mails y nos contamos anécdotas y nos hicimos esta para que Matías la guardara con cariño.

Quién sabe, quizá este encuentro haga que algún día Dani Flaco y yo podamos compartir cartel juntos, ya sea en Barcelona, Sevilla o Madrid.


¡Matías, recuerdos de Dani Flaco!

1 comentario:

Oski dijo...

Pues un concierto compartido con Dani Flaco sería espectacular la verdad. Me gustaría asistir a esa combinación de voces y estilos.

En cuanto a Luis Ramiro que decir, que es uno de los grandes y con una humildad tremenda. Creo que fue de los primeros cantautores que empecé a escuchar por los locales de Madrid.

Un abrazo.